Parroquia de San Julián - Toledo
Parroquia de San Julián - Toledo

¡Preparando el matrimonio!

"Por eso el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer, y son los dos una sola carne" (Gén2,24)

"Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre" (Mat 19,3-6)

 

La celebración del sacramento del matrimonio no es un mero ritual ni un simple "ir a casarse"

 Para la pareja, ese día es un encuentro vivo con Cristo. Es el día que han dispuesto compartir su vida  bajo el signo de la fe y del amor y quieren que sea signo sensible del amor que Cristo tiene a la Iglesia, amor fiel, para siempre y siempre fecundo, amor dispuesto a crecer.

Para cualquier actividad de nuestra vida necesitamos una buena preparación. En el caso del matrimonio, esta no debe ser menos importante. Cuando una pareja decide contraer matrimonio, debe pasar por una fase de preparación al Sacramento, con los cursillos prematrimoniales, y por otra de preparación a la boda, que incluye una serie de trámites.

 

LITURGIA DEL MATRIMONIO - Escoge las lecturas para el día de tu boda

Qué necesitas

 El expediente matrimonial se realiza en la parroquia a la que pertenece cada uno de los contrayentes a la que han de aportar los siguientes documentos:

 

Partida de Bautismo (original, no fotocopia). Si estuvieseis bautizados en otra diócesis,  ha de estar legalizada, es decir, reconocida por el obispado de aquella diócesis (es requisito indispensable).

Partida de nacimiento.

Fotocopia del DNI de ambos contrayentes y, si no es español, otro documento similar.

Certificado de los cursos prematrimoniales

Dos testigos, con sus DNI, que conozcan desde hace tiempo a los contrayentes y no sean familiares directos. 

Los documentos presentados no pueden haber sido expedidos antes de seis meses.

Si uno de los contrayentes reside y hace su expediente en otra diócesis,  debe llevarlo a la Curia de la misma, que, a su vez,  lo enviará a la de la diócesis donde se va a casar, para ser visado, antes de entregarlo en la parroquia donde se celebrará la boda.

En el caso de que hubiera circunstancias especiales (que uno de los contrayentes haya estado casado anteriormente, o no sea católico, etc.), hay que hablar con el párroco respectivo para ver que otros documentos hay que presentar.

 Una vez celebrada la boda, el acta matrimonial es firmada por los contrayentes, el sacerdote y los testigos (padrinos y otros si se desea). Después se  entrega el certificado de matrimonio eclesiástico del cual se lleva una copia al juzgado para obtener el Libro de Familia. Otra se devuelve, sellada por el juzgado, a la parroquia y otra para los novios. 

Nacisteis juntos y
juntos permaneceréis para siempre

Pero dejad que crezcan espacios
en vuestra cercanía.

Y dejad que los vientos del cielo libren
 sus danzas entre vosotros.

Amaos con devoción,
pero no hagáis del amor una atadura.

Cantad y bailad juntos
Y estad alegres, pero que cado uno de
Vosotros sea independiente.

Dad vuestro corazón, pero no para que
vuestro compañero se adueñe de él.

Y permaneced juntos, pero no demasiado juntos,

 ni el roble crece bajo la sombra del ciprés,
Ni el ciprés bajo la del roble.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Parroquia de san julian de toledo